Un dibujo de una estructura metálica con algunos paneles solares instalados

Guía básica de instalación de sistemas solares fotovoltaicos


Una descripción general de cada uno de los pasos que se deben ejecutar para instalar un sistema solar fotovoltaico en el hogar u oficina

Publicado: Mar 10 de Ene de 2023

Última modificación: Dom 22 de Ene de 2023

Publicado: Mar 10 de Ene de 2023

Última modificación: Dom 22 de Ene de 2023

Compártelo en:

Instalar un sistema solar fotovoltaico no es para nada un proceso simple. Aun cuando es posible realizar uno mismo casi toda la instalación en el hogar u oficina, es necesario tener amplios conocimientos en el manejo de sistemas eléctricos, sobre todo en temas de seguridad eléctrica y de ingeniería básica.

Cuando se ha optado por instalar un sistema solar fotovoltaico en el hogar, es necesario llevar a cabo una serie de pasos o procedimientos de manera bien organizada, de tal forma que el sistema cumpla con todas las normas de seguridad y de fiabilidad técnica de acuerdo con las legislaciones locales y nacionales. Es importante asumir que se está instalado una planta de generación eléctrica que debe funcionar por varias décadas, y que no debe representar ningún tipo de riesgo para usted o su comunidad.

Foto de un incendio provocado por paneles solares sobre el tejado de un edificio
Incendio eléctrico generado por paneles solares sobre el tejado de un edificio. Fuente: Zurich

Los principales riesgos asociados con la instalación de un sistema solar fotovoltaico son los incendios generados por conexiones eléctricas inadecuadas, por deficiencias de diseño eléctrico, o por uso inadecuado de algunos de sus componentes como son los inversores o banco de acumuladores. No importa qué tipo de tecnología estemos instalando en nuestros hogares, si se instalan de manera inadecuada pasan a ser un riesgo potencial desde el punto de vista eléctrico, y una posible fuente de generación de incendios.

Así, para evitar cualquier tipo de eventualidades es necesario que la instalación del sistema solar fotovoltaico se haga siguiendo una lista de chequeo estándar, que permita evaluar y revisar cada uno de los pasos que son estrictamente necesarios para garantizar que nuestra planta de generación eléctrica es segura y confiable.

Lista de chequeo estándar para instalar un sistema solar fotovoltaico

Estos son los pasos que se deben seguir cada vez que se quiere montar e instalar un sistema solar fotovoltaico para cualquier tipo de aplicaciones:

  1. Aclarar y acotar las expectativas de lo que espera lograr con su sistema fotovoltaico a la realidad y a su presupuesto.
  2. Chequear todo lo relativo a las normativas, regulaciones y permisos necesarios para la puesta en marcha del proyecto.
  3. Evaluar e inspeccionar el sitio de instalación
  4. Establecer los términos de contratación y parámetros para el diseño del sistema
  5. Construcción, armado e instalación física de los equipos
  6. Interconectado eléctrico y pruebas básicas
  7. Permisos y registros de operación
  8. Encendido y puesta en marcha del sistema fotovoltaico
  9. Crear manuales de operación básicos y de respuesta inmediata a emergencias
  10. Establecer planes de mantenimiento y seguridad

Expectativas sobre los sistemas solares fotovoltaicos

Los sistemas solares fotovoltaicos son una excelente forma de generar potencia eléctrica para satisfacer muchas de las necesidades básicas de energía en el hogar u oficina. Entre las ventajas que más destacan se encuentra el hecho de que durante su operación casi no emiten ningún tipo de gases contaminantes, por lo general son extremadamente silenciosos, y si han sido diseñados adecuadamente, una vez instalados no requieren de ningún tipo de inversión adicional o gastos de consumibles de alta frecuencia, a excepción de la luz solar que por ahora es gratis. El principal beneficio económico que se obtiene con la instalación de un sistema solar fotovoltaico es la reducción o eliminación de la factura mensual del servicio eléctrico.

Sin embargo, es importante destacar que con la tecnología actual, y los costos de cada uno de los componentes de un sistema solar fotovoltaico, hoy día es virtualmente imposible instalar uno de estos sistemas que sea capaz de cubrir el cien por ciento del consumo eléctrico de una vivienda urbana moderna, no al menos dentro del rango de un presupuesto razonable. Técnicamente, es posible producir el cien por ciento de la energía que necesitamos con sistemas solares fotovoltaicos, pero en la mayoría de los casos esto no resulta viable desde el punto de vista económico. Pero la buena noticia es que los costos de los sistemas solares están bajando constantemente gracias al avance de la tecnología y a su crecimiento como mercado. De cualquier modo, las posibles ofertas de sistemas solares fotovoltaicos que puede instalar en su hogar u oficina, se reducen en la mayoría de los casos a dos opciones:

  • Opción 1: A cubrir una pequeña porción de su consumo eléctrico diario
  • Opción 2: A generar electricidad para alimentar las redes eléctricas principales.

En el caso de la opción 1, se trata de un sistema solar fotovoltaico donde toda la electricidad generada se utiliza para satisfacer alguna de las necesidades básicas de consumo en su hogar u oficina. Aquí usted debe asesorarse muy bien sobre las capacidades reales del sistema que adquirirá, y no dejarse convencer de vendedores inescrupulosos que para lograr una venta suelen emperifollar las bondades y capacidades de estos sistemas. Por lo general, si usted adquiere un sistema básico que solo será capaz de alimentar el consumo eléctrico de la iluminación de su hogar, este sistema tendrá un costo de varios miles de dólares, y con ello tendrá la garantía que a lo largo de las próximas dos o tres décadas podrá contar con iluminación en más del 90% de las ocasiones. Si su intención es alimentar el consumo eléctrico de un acondicionador de aire por unas 6 horas diarias, el costo inicial de ese sistema estará muy por encima de los diez mil dólares y probablemente deberá reemplazar sus acumuladores en más de una ocasión durante la vida útil del sistema. Ahora, si su intención es alimentar una variedad de equipos eléctricos y/o electrónicos con diferentes ratas de consumo, entonces su sistema fotovoltaico podría estar por el orden de varias decenas de miles de dólares y deberá reemplazar con cierta frecuencia su banco de acumuladores o equipos de control. El costo, capacidades y efectividad de su sistema solar fotovoltaico dependerá de las condiciones de trabajo y operación para las cuales haya sido diseñado, sobre todo que dichas condiciones de funcionamiento hayan sido previstas adecuadamente. Para garantizar el éxito de sus sistemas solares fotovoltaicos, es estrictamente necesario que se cuente desde el inicio con un plan básico de migración hacia la energía solar fotovoltaica, el cual le permitirá contar con una lista de prioridades en el diseño de sus sistemas.

Si sus regulaciones locales lo permiten y decide optar por la opción 2, entonces felicitaciones porque usted es un inversionista que podrá sacar provecho económico de los subsidios de este sector y contribuir a suplir la demanda de energía en las grandes redes de distribución eléctrica. Con esta opción usted estará invirtiendo varios miles de dólares, que pueden considerarse como un pago por adelantado de su tarifa eléctrica, que podrá recuperar en el término de unos 3 a 5 años dependiendo de la región en la que se encuentre. Una vez recuperada su inversión, gozará de una tarifa eléctrica reducida cuyo porcentaje dependerá de la cantidad de energía que esté suministrando a la red eléctrica, y evidentemente del valor del mercado eléctrico en ese momento. Incluso puede comenzar a obtener beneficios económicos si la capacidad de producción de energía de su sistema fotovoltaico es mayor que su consumo. Por supuesto, los beneficios económicos que obtendrá de su sistema dependerá de las regulaciones locales y de que el valor de la energía no se desplome durante las dos o tres décadas de vida útil de su sistema. Si ha decidido adquirir su sistema fotovoltaico como inversionista, debe hacer un estudio minucioso de las regulaciones locales y del futuro de dichas regulaciones. Además, deberá tomar muy en cuenta de que no contará necesariamente con electricidad cuando ocurran apagones o desconexiones de la red eléctrica principal, a menos que tenga un sistema híbrido en el que cuente con una banco de acumuladores como respaldo eléctrico.

Muchas personas escogen la segunda opción simplemente porque han sido convencidos por las estrategias de mercadeo, y porqué no decirlo, de la manipulación de etiquetas como “energías limpias” o “energías verdes”, y piensan que su inversión está contribuyendo de manera contundente a la reducción del uso de fuentes de energía que emiten CO2. Sin embargo, a pesar de que los sistemas solares fotovoltaicos son en extremo relevante como fuente de generación de energía, aún no son considerados como actores fundamentales dentro de los modelos económicos actuales, en los que no se entiende claramente el gran aporte de la energía solar fotovoltaica como agente de disrupción y su rol como generador de nuevos modelos económicos, haciendo que su participación en este tipo de esquema de conexión a las redes principales sean poco beneficiosas para el sector eléctrico en general.


Inspección del sitio de instalación

La inspección de lugar donde se instalará el sistema solar fotovoltaico es uno de los aspectos claves a la hora de evaluar la viabilidad técnica, económica y de seguridad de su nueva inversión. Durante la inspección lo que se evalúa en primera instancia es el potencial que tiene la zona para generar electricidad con energía solar. Este potencial se determina a partir de la ubicación geográfica del lugar en coordenadas de latitud y longitud, lo cual permitirá estimar con bastante precisión el número equivalente de horas de Sol a lo largo del año en esa localidad, y con este parámetro se podrá estimar la cantidad total de energía solar que se puede aprovechar anualmente. Luego, se debe hacer un análisis del microclima de la zona, donde se toman en consideración la orografía del lugar, la presencia de montañas, bosques, viento, .etc, que pueden crear patrones de nubosidad y de lluvias frecuentes. Todos estos datos, juntos con los analemas de esa localidad y los informes meteorológicos de los últimos años, permitirán determinar un valor mucho más cercano al promedio real del número de horas aprovechables de Sol a lo largo de todo el año en esa ubicación. En algunos casos, tendrá que deforestar algunas áreas que pueden bloquear la luz solar a su arreglo fotovoltaico, y deberá gestionar los permisos necesarios.

Luego de que se ha determinado el potencial solar de la zona, es necesario identificar la posición exacta donde deberá ser ubicado el arreglo solar fotovoltaico. Las características principales que debe tener este lugar es que sea la mayor área posible que esté expuesta a la luz solar durante todo el día; que esté fuera del alcance y tránsito de personas, vehículos y animales; y que esté lo más cercano posible al lugar donde serán ubicados los acumuladores, los equipos de control y del lugar donde se consumirá esa energía. Se debe hacer un análisis minucioso de todas las posibles fuentes, obstáculos o estructuras que puedan causar el más mínimo patrón de sombras sobre el arreglo fotovoltaico. Aunque usted no lo crea, si su arreglo fotovoltaico recibe algún tipo de sombra que apenas bloquee un 5% de su superficie, puede ser suficiente para que la potencia total que produce el arreglo se desplome entre un 20 y 40 por ciento de su capacidad total. Por ello, es fundamental que su arreglo fotovoltaico nunca esté expuesto a las sombras en ningún momento a lo largo de año.

Casi siempre la mejor ubicación para el arreglo fotovoltaico en el caso de los hogares y oficinas resulta ser el techo de la edificación, porque es el que cumple con la mayoría de los criterios que hemos mencionado anteriormente. En estos casos es necesario evaluar si la estructura del techo puede soportar el peso total de arreglo fotovoltaico. Por razones de seguridad, no es posible tomar todo el área disponible del techo para el arreglo fotovoltaico, porque se deben dejar los espacios mínimos que exijan las regulaciones comunitarias y locales. También es posible que la inclinación y/o orientación del techo no sean los más óptimos para aprovechar el máximo potencial de la energía solar, reduciendo dramáticamente su área efectiva disponible para el arreglo fotovoltaico. En estos casos va a requerir de adaptaciones o aditamentos que garanticen un mejor aprovechamiento de la energía solar, pero debe estar muy atento a los costos adicionales que estos implican, y estar abierto a la posibilidad de ubicar su arreglo fotovoltaico en otro lugar, que lo hace más viable desde el punto de vista económico. Muchas instalaciones sacrifican un alto porcentaje de la producción de energía solo porque están enfrascados en hacer la instalación en el techo, o aumentan considerablemente el costo de la instalación para no sacrificar esa producción de energía, cuando todo esto no es necesario, si el arreglo se ubica a nivel de patio o en otra estructura distinta a mayor distancia.

Lo siguiente que es importante analizar en la inspección es el lugar donde se ubicarán los acumuladores de energía y equipos de control. Preferiblemente, estos equipos no deberían estar a la interperie sino en un lugar a la sombra, sin humedad y con mucha ventilación. La mayoría de los acumuladores emiten ciertas cantidades de gases durante sus procesos de carga y descarga, y muchos de estos gases son inflamables como es el caso del hidrógeno, y si este gas se llega acumular puede ocasionar incendios o explosiones. Así, uno de los parámetros más importantes es la ventilación y temperatura del lugar donde se ubicaran estos equipos.

Por último, lo que más se toma en cuenta durante la inspección es la distancia a la que estarán ubicados los diferentes componentes entre sí, ya que esto juega un rol fundamental en los costos y seguridad del sistema solar fotovoltaico. La mayoría de los electricistas tienen amplia experiencia en los sistemas eléctricos de corriente alterna (AC), pero suelen carecer de experiencia cuando se tratan de sistemas eléctricos de corriente directa (DC), que es la corriente con la que trabajan los sistemas solares fotovoltaicos. Aquí, lo fundamental es el adecuado dimensionamiento del cableado eléctrico acorde con la distancia y la magnitud de las corrientes que circulan a través de los diferentes componentes. Es fundamental, que el diseñador del sistema solar fotovoltaico conozca con bastante precisión las posibles distancias a las que estarán ubicados cada uno de los equipos del sistema solar, de manera que pueda dimensionar adecuadamente el cableado eléctrico, reduciendo así los costos y posibles riesgos asociados con el manejo de grandes corrientes DC.


Permisos y regulaciones para el sistema solar fotovoltaico

Su sistema solar fotovoltaico es una planta de generación eléctrica, y dependiendo de la cantidad de energía eléctrica que genera y para qué utiliza esa energía, deberá cumplir con ciertas regulaciones o normativas legales en su localidad o país. Básicamente, hay dos tipos de sistemas solares fotovoltaicos que son los conectados a la red eléctrica principal y los desconectados de la red eléctrica principal, y cada uno tiene sus propias regulaciones y entes de control.

En la mayoría de los paises se pueden operar e instalar sin permisos especiales sistemas de generación de electricidad para el autoconsumo que no superen los 3 a 5 megavatios de potencia eléctrica. Esto incluye a los sistemas solares fotovoltaicos. Usted mismo puede hacer la instalación de su sistema solar fotovoltaico si es del tipo desconectado de la red eléctrica principal, pero seguramente requerirá de instaladores certificados, certificaciones de los equipos y permisos de su compañía proveedora de electricidad si va a instalar un sistema conectado a la red eléctrica principal. Por supuesto, si va a optar por alguno de los planes de subsidio económico que existen en algunos países, seguramente deberá contar con todas las certificaciones de rigor para poder lograr tener acceso a dichos subsidios.

Por lo general solo se requieren dos tipos de permisos cuando se va a instalar un sistema solar fotovoltaico que son el permiso de nueva construcción y el permiso de interconexión con la red eléctrica principal.

Los procedimientos y pasos para el permiso de interconexión con la red eléctrica principal son específicos del lugar donde usted vive y, por tanto, deberá asesorarse con su compañía eléctrica o con los instaladores certificados de su zona.

Para el permiso de nueva construcción, generalmente deberá hacer una solicitud ante su gobierno local, y básicamente lo que debe demostrar es que cumple con todas normativas locales para esa nueva construcción. Por ejemplo, si va a instalar los sistemas solares en el techo de su hogar u oficina, es muy probable que deba cumplir con los códigos de urbanismo local o de su comunidad, y seguramente deberá presentar certificaciones de ingeniería de que dichas estructuras pueden soportar el peso de estos equipos. Además, deberá cumplir con las normas de seguridad contra incendio que exigen ciertos espacios a lo largo de la instalación que garanticen el acceso de bomberos y de equipos de respuesta a emergencias.

Normalmente necesitará consultar o deberá contar con:

  • Normas y reglamentos de urbanismo de su comunidad
  • Normas y reglamentos de seguridad contra incendio
  • Certificados de ingeniería para la estructura
  • Certificados y planos eléctricos del sistema
  • Permisos de deforestación en caso de ser necesario

Términos de Contratación y parámetros de diseño del sistema solar fotovoltaico

En el mercado encontrará muchos tipos de contratación para su sistema solar fotovoltaico, que van desde contratos llave en mano, pasando por el arrendamiento o alquiler, hasta simplemente asesorías para realizar o revisar los cálculos del sistema que usted mismo desea instalar por su cuenta. El costo total de su sistema solar fotovoltaico dependerá en gran medida del tipo de contrato o modo de instalación que usted seleccione, y dicho costo puede ir desde unos 2$ por vatio pico instalado, si usted decide encargarse de la mayor parte del proceso de instalación, hasta unos 10 $ por vatio pico si contrata un servicio llave en mano. El costo promedio que cobran los instaladores está por el orden de los 3 a 4 dólares por vatio pico instalado.

Cuando usted contrata un servicio completo de instalación de un sistema solar fotovoltaico, usted lo que está pagando es por la asesoría experta de personas o empresas que se dedican a este ramo. Así que, un contrato completo debería ofrecer los siguientes servicios y/o trabajos:

  • Inspección inicial del lugar donde instalará su sistema
  • Asesorarlo sobre los subsidios y ayudas para la instalación de su sistema
  • Gestionar todo lo referente a los permisos de funcionamiento
  • Dimensionar y calcular todos los componentes de su sistema solar fotovoltaico
  • Elaborar todos los diagramas, planos eléctricos y mecanismos de seguridad de su sistema
  • Procurar la adquisición de todos los componentes de su sistema
  • Llevar a cabo las obras civiles que sean necesarias para la instalación del sistema
  • Realizar la interconexión eléctrica de todos los equipos y pruebas de funcionamiento básico
  • Gestionar o realizar la conexión con la red eléctrica principal, si es el caso.
  • Tramitar los permisos de puesta en operación, si es necesario.
  • Elaborar manuales básicos de operación y funcionamiento, así como entrenarlo en el uso del sistema
  • Elaborar manuales de seguridad y de respuesta ante emergencias
  • Elaborar planes de mantenimiento regular, semestral, anual y quinquenal.

Si usted decide instalar por su cuenta el sistema solar fotovoltaico, asumiendo el mayor número posible de actividades, los costos totales de su sistema fotovoltaico se reducirán considerablemente. Sin embargo, hay muchas de las actividades que deberá contratar si no tiene la experticia o capacidades técnicas para llevarlas a cabo, como por ejemplo, la instalación de soportes y estructura sobre el tajado de su hogar u oficina, que puede resultar una actividad peligrosa para la mayoría de las personas. También es importante contar con asesorías en los aspectos muy técnicos como el dimensionamiento y cálculo de su sistema fotovoltaico, en la elaboración de planos y diagramas eléctricos, así como en la adquisición de los equipos con las especificaciones adecuadas. Este tipo de asesorías, que suelen ser línea a través de internet, son mucho más económicas que contratar todo un paquete de instalación y le permitirán entender y controlar todos los aspectos técnicos y financieros de su sistema solar fotovoltaico.


Construcción, armado e instalación física de equipos del sistema solar fotovoltaico

La etapa más compleja durante la instalación de un sistema solar fotovoltaico es todo lo relacionado con la construcción e instalación de las estructuras para la fijación del arreglo de paneles solares fotovoltaicos. La estructura debe ser lo suficientemente sólida como para resistir vientos huracanados, debe estar orientado en un ángulo preciso para el máximo aprovechamiento de la energía solar, permitir el acceso a todos los paneles para actividades de mantenimiento y reparación, así como ser eléctricamente seguras. En el mercado existen muchos tipos de bases, postes, aparejos y accesorios que facilitan y agilizan la instalación de los paneles solares a un sín número de estructuras estándares como son los tejados, patios, paredes, etc.

Lo más importante a chequear durante el armado e instalación del arreglo fotovoltaico es que el ángulo de inclinación corresponda con el ángulo óptimo para el aprovechamiento de la energía solar. Lo ideal sería que las estructuras contarán con algún tipo de mecanismo que pudiese hacer correcciones de ese ángulo óptimo a lo largo del año, y seguir los cambios estacionales de la inclinación del Sol de acuerdo con el analema de su zona y adaptar ese ángulo de inclinación al de nuestros paneles solares.

Se deben construir las estructuras para los acumuladores, las cuales deben ser sólidas y estables porque el peso de los acumuladores usualmente está por el orden de varios centenares de kilogramos, e incluso en algunos casos por el orden de las toneladas. Estas estructuras no deben tener ningún tipo de vibraciones porque perjudican a los acumuladores, y deben ser recubiertas con algún tipo de aislante ignífugo y resistente a ácidos.

Los equipos de control y regulación deben colocarse en su ubicación física final, revisar su estabilidad física y comprobar que estén aislados térmica y eléctricamente de materiales inflamables.

Por último, se deben hacer las instalaciones de los interruptores eléctricos principales (breakers), de todas las tuberías de conducción eléctricas y hacer las verificaciones de rigor en lo que a seguridad se refiere.

Es muy importante que no se realice ningún tipo de conexión eléctrica de equipos, reguladores o paneles hasta tanto todos los componentes se encuentren correctamente instalados y ubicados físicamente en su puesto definitivo.

Interconexión eléctrica y pruebas básicas del sistema solar fotovoltaico

Una vez que los equipos han sido instalados en su ubicación física final, hay que proceder a realizar las conexiones eléctricas internas y externas de todos estos dispositivos.

Lo primero que se debe hacer son las conexiones eléctricas entre todos los acumuladores para crear el banco de baterías acorde con las especificaciones eléctricas del diseño. Luego de que cada acumulador haya sido inspeccionado, y verificado que sus especificaciones técnicas son idénticas al resto de los acumuladores, se procede a conectar todas las baterías que de acuerdo al diseño van en serie. Estos acumuladores conectados en serie conformarán los módulos de potencia y el voltaje de estos módulos debe corresponderse con el voltaje de trabajo del arreglo fotovoltaico. En cada módulo de potencia debe evaluarse las corrientes máximas que le estarán permitidas para dichos módulos y se colocarán los limitadores de corriente y fusibles de seguridad correspondientes. Luego, se procederá a hacer la conexión de todos los módulos en paralelo a través del cableado principal que manejará la corriente máxima de carga y descarga del banco de baterías. Se harán pruebas de corriente máxima a través de este cableado principal y se instalarán los limitadores de corriente acordes con el diseño. Por último, se procederá a hacer las instalaciones de interruptores de seguridad y emergencia para el banco de baterías.

Luego de realizar las conexiones eléctricas en el banco de baterías, se procede a realizar el interconectado eléctrico de todos los paneles solares para formar el arreglo fotovoltaico. Se sigue la misma lógica que se utilizó para el banco de acumuladores, donde se interconectan los paneles que según diseño van conectados en serie formando ahora un subarreglo, y luego estos subarreglos se conectan en paralelo unos con otros para formar el arreglo fotovoltaico final. Las conexiones entre paneles solares y los subarreglos se hacen con cableados cuyo calibre ha sido definido por el diseñador. Hoy día existen en el mercado muchos cables y tipo de conectores de paneles solares, como los conectores MC4, que hacen que el proceso de interconexión eléctrica del arreglo fotovoltaico sea una tarea mucho más segura y fácil de llevar a cabo.

Después de realizar la interconexión del arreglo fotovoltaico y del banco de acumuladores, se procede a conectar los sistemas de control de carga y descarga del banco de acumuladores. Estos reguladores o controladores de carga deben haber sido definidos en el diseño y su instalación dependen del modelo y tipo de controlador que se esté instalando. Por lo general, sólo hay que conectar los cables principales del banco de baterías y del arreglo fotovoltaico en los terminales que indiquen los manuales del equipo.

Por último, se procede a hacer la conexión eléctrica de los inversores del sistema. La alimentación del inversor generalmente va conectada al sistema que controla la descarga del banco de baterías, y es el que determina la corriente máxima de trabajo de su inversor. La salida del inversor alimenta a un tablero eléctrico, el cual es el encargado de hacer la distribución de electricidad de acuerdo con las cargas de consumo de los diferentes dispositivos eléctricos y electrónicos que serán alimentados con la energía solar fotovoltaica producida.

La prueba de chequeo eléctrico más importante consiste en determinar el valor de corriente que circula por cada uno de los cables cuando el sistema se encuentra funcionando a su máxima capacidad. Hay que verificar que dichos valores de corriente no superen los valores máximos permitidos para cada ramal eléctrico, y sobre todo que la temperatura de los cables no aumente de manera considerable cuando el sistema opera en estas condiciones de máxima carga por un período de tiempo de al menos quince minutos.


Permisos de operación

Una vez que todas las conexiones eléctricas han sido realizadas y verificadas, puede proceder a la activación de su sistema. Sin embargo, en algunas localidades antes de poner en funcionamiento su sistema solar fotovoltaico, este debe ser inspeccionado por las autoridades locales. Si su sistema está conectado a las redes eléctricas principales entonces seguramente deberá ser inspeccionado y aprobado por la compañía local de electricidad.

Usted o su contratista deben verificar con sus autoridades locales si se requiere o no de los permisos de inicio de operación.

Si su sistema solar fotovoltaico está desconectado de la red eléctrica principal es muy probable que no requiera de ningún tipo de permiso para la puesta en funcionamiento de su sistema.


Activación del sistema solar fotovoltaico

¡Enhorabuena! Su sistema solar fotovoltaico está listo para entrar en funcionamiento, y si ha sido diseñado correctamente, con tan solo pasar un interruptor principal su sistema debería “encenderse” o “apagarse”.

Durante las primeras horas luego de encender su sistema, deberá estar atento y chequear el funcionamiento de todos los equipos que estarán conectados a su sistema solar fotovoltaico. Algunos equipos no suelen funcionar adecuadamente con algunas tecnologías de inversores, sobre todos los equipos de precisión o que funcionan con base a la frecuencia de la red. Tiene que verificar que ningún equipo comience a recalentarse, a emitir pitidos o hacer cosas fuera de lo usual como pestañeos eléctricos. Si este es el caso, lo más probable es que ese equipo no pueda ser utilizado con su tipo de inversor.

Si todos los equipos eléctricos y electrónicos funcionan adecuadamente con su sistema solar fotovoltaico, entonces podrá disfrutar de electricidad proveniente del Sol por el período para el cual ha sido diseñado su sistema.

Manuales de funcionamiento básico y de repuestas a emergencias

Todo sistema solar fotovoltaico debe tener un manual de operaciones básico específico para ese sistema. Los aspectos básicos que debe cubrir dicho manual se listan a continuación:

  • Instrucciones claras de como “encender” y “apagar” el sistema solar fotovoltaico
  • Un diagrama eléctrico detallado con la ubicación de todos los componentes y partes de su sistema solar fotovoltaico.
  • Indicaciones de la potencia media de consumo para la que ha sido diseñado el sistema.
  • Una tabla referencial del valor de la corriente eléctrica en cada uno de los ramales principales en condiciones normales de operación.
  • Indicaciones claras de la potencia máxima que puede ser consumida de manera simultánea, indicando los valores máximos de corriente en los cableados principales
  • Indicaciones claras de como ubicar y chequear los elementos de seguridad básica de su sistema, como son fusibles, limitadores de corriente, e interruptores de seguridad
  • Un listado de todos los componentes y partes de su sistema solar fotovoltaico, con las especificaciones técnicas de cada uno de ellos, o información básica que permita ubicar un reeplazo.

El manual de operación básica en principio debe proveer la información mínima necesaria para identificar una posible fuente de problemas e identificar el componente causante de dichos problemas.

Planes de mantenimiento regular

Si su sistema solar fotovoltaico ha sido diseñado de acuerdo con estándares de calidad, debería operar por muchos años con un mínimo de mantenimiento e intervención de su parte. Sin embargo, usted siempre debe tener planes de mantenimiento trimestrales, anuales y quinquenales para garantizar el máximo provecho de su inversión.

Dentro de los planes de mantenimiento trimestrales se encuentra una verificación y chequeo de que los valores de corriente que circulan a través de los ramales eléctricos de su sistema solar fotovoltaicos están acorde con el valor estándar de consumo indicados en su manual de operación. Esto le permitirá identificar posibles puntos de fallas en su arreglo fotovoltaico, banco de baterías o inversores.

Deberá hacer una inspección visual de la superficie de cada uno de los paneles solares fotovoltaicos para verificar que no se haya acumulado polvo o suciedad en su superficie, lo cual reducirá la producción de electricidad de su sistema. Lo ideal es lavar los paneles solares con agua cada tres meses, sin utilizar ningún tipo de jabón o líquido desinfectante.

Eliminar la acumulación de polvo que se haya producido sobre cualquiera de los equipos y partes del sistema solar. Con una aspirada manual cada tres meses es suficiente para evitar la acumulación de polvo que pueda generar riesgos o mal funcionamiento.

Trimestralmente, debe chequear el estado de cada una de sus baterías, sobre todo si se tratan de baterías que utilizan algún tipo de fluido que debe ser reemplazado. Además debe medir el voltaje de cada una de las baterías y comprobar que todas las baterías del mismo módulo tienen un voltaje similar. Si no es así, debe procurar el reemplazo de ese módulo.

Una vez al año se deben chequear y verificar cada unas de las conexiones eléctricas, y de ser necesario reemplazar todos aquellos conectores que hayan sufrido desgastes por corrosión o sobrecalentamiento.

Cada 5 años de funcionamiento se debe hacer una evaluación de todo el sistema solar fotovoltaico y de la capacidad de producción total de energía. De ser necesario, reemplazar los equipos y componentes cuyo desempeño esté muy por debajo de los esperado o estimado.

En general, cada sistema solar fotovoltaico es único y requiere de un plan de mantenimiento que sólo el diseñador del sistema puede proveer de acuerdo con su experiencia y experticia en el área.

Recapitulando

Esta es una guía muy básica de los pasos a seguir para la instalación de un sistema solar fotovoltaico. Los puntos en los que más atención debe prestar es en el diseño y dimensionamiento de su sistema solar fotovoltaico, porque es lo que determina la capacidad, fiabilidad y costos de su sistema. Sobre todo, la persona que hace el diseño debe dimensionar adecuadamente el cableado de corriente DC, y enmarcar dicho diseño dentro de un plan de migración hacia la energía solar fotovoltaica.

Usted puede hacer por su cuenta la mayor parte de la instalación de su sistema solar fotovoltaico, pero para garantizar el éxito de su proyecto, le recomendamos que siempre contrate al menos la asesoría experta en el área de diseño, dimensionamiento y cálculo de todo su sistema solar fotovoltaico. Esta es la parte, que sin lugar a dudas tiene el mayor grado de complejidad, y suele ser menospreciada al punto de que se suelen diseñar sistemas solares fotovoltaicos completos con plantillas o configuraciones estándares, lo cual es garantía de que ese sistema muy probablemente no funcionará adecuadamente. El diseño a su medida del sistema solar fotovoltaico es lo que garantizará un proyecto exitoso.


Compártelo en: